20 septiembre, 2020

¿Es intolerante a la sal? Le decimos cómo enterarse

Siempre se ha tenido el concepto de que la sal tiene un efecto perjudicial en la salud, muchas personas piensan, “mucha sal en mi dieta sube la presión” o “hace que retenga líquido”. Pero la realidad es que no todas las personas son iguales y no todas tienen una reacción adversa con la ingesta de sal en cantidades normales.
|
Según la Doctora en Nutrición, Melania Cevo, la relación entre la ingesta de sal y el riesgo cardiovascular no es directa, más bien tiene une relación curva. “Una alimentación baja en sodio no necesariamente va a reducir la presión arterial, y paradójicamente en algunos sujetos, más bien podría hacer una elevación. Es por esta razón, que hace años los especialistas realizamos un análisis individualizado para ver la susceptibilidad según cada persona”, agrega.
|
La sensibilidad a la sal o al cloruro de sodio es una medición de cómo responde o reacciona el cuerpo de cada persona a la ingesta de sal. Las personas entonces podrían ser sensibles o intolerantes, o resistentes a la sal, aquellos que son intolerantes o sensibles tienen mayores complicaciones cuando la consumen (en especial en exceso) que los que son resistentes a ella.
|
Clínicamente la sensibilidad a la sal, está definida como un cambio en la presión arterial de mínimo un 5% en la presión actual, o un aumento de al menos 4mmHg, en respuesta a la ingesta de NaCl (cloruro de sodio). Normalmente esto se da luego de una infusión salina o ingesta de tabletas de sodio,  y mediciones posteriores de la presión arterial.
|
sal¿Pero, por qué es importante esto? Aproximadamente 1/3 parte de la población mundial tiene hipertensión arterial, y es responsable de casi el 50% de las muertes por infarto o enfermedad coronaria. Según un estudio en los Estados Unidos en 1991, los individuos sensibles o intolerantes a la sal, son más vulnerables a desarrollar hipertensión arterial.
|
Posibles síntomas de intolerancia a la sal
Los síntomas son variados y fáciles de detectar con exámenes e incluso a simple vista. “Pueden incluir proteína en la orina, cambios drásticos en la presión arterial que desestabilizan a la persona, edema (retención de líquido), cambios fuertes en el peso (variaciones de varios kilos de peso en cuestión de días), crecimiento del ventrículo izquierdo del corazón (debe latir más fuerte para compensar las anormalidades en la presión arterial), cambios en los niveles de reina (enzima producida por los riñones)” explica la Dra. Cevo.
|
Aquellos que son sensibles al sodio deben prestar mayor atención a los alimentos que consumen en el día a día, limitando significativamente la ingesta de alimentos altos en sodio mientras aumentan la ingesta de alimentos altos en potasio (mineral que ayuda a estabilizar la presión arterial contrapesando el sodio).
Siga estas recomendaciones:
 1. Aumente la ingesta de frutas y vegetales en su estado natural, algunos alimentos que son ricos en potasio: aguacate, coco, banano, kiwi, papa, tomate, frijoles, espinacas, hongos entre otros.
2. Coma más comida fresca que empacada, cuanto más procesado sea, cuanto más tiempo de duración tenga un alimento en la alacena, más cantidad de sodio tiene.
3. Cuando haga compras, lea la etiqueta nutricional y busque el sodio, prefiera que los alimentos que compra tengan menos de 100mg de sodio por porción.
4. Cuando coma afuera, pida que no le agreguen sal a su comida.
5. Busque dar más sabor a la comida de forma natural. Utilice ajo, cebolla, chile dulce, puede buscar versiones de sales bajas en sodio en los comercios, o buscar sal rosada del himalaya que es naturalmente baja en sodio y alta en más de 70 minerales.
asiles@masqentretenimiento.com
Facebook
Twitter
Instagram