5 de febrero de 2023

La influencia de los alimentos en el mal aliento

Entérate de más en RevistaMQE.com

El mal aliento o halitosis es un problema muy frecuente.

Éste se da por diversas razones en las que sobresale la falta de higiene en la cavidad bucal, la escasez de saliva, la constante sequedad, el consumo de ciertos fármacos, la diabetes, el estrés, y la principal causa: los alimentos.

Éstos que suelen producir mal aliento tienen características en común, como ser demasiado ricos en azúcar, contener especias o tener un índice de acidez elevado.

Además, existen algunos que empeoran la halitosis, como los que tienen olores desagradables que a su vez tienen azufre como los ajos, las cebollas, todos los tipos de coles, huevos, alcachofas y los alimentos que activan procesos metabólicos que producen gastritis o reflujos como las carnes rojas muy grasas, los cítricos o el alcohol.

Otro de los elementos que provoca este problema es la lactosa, ya que estimula la acumulación de aminoácidos en la lengua y los dientes hasta convertirse en sulfúricos.  Asimismo, se debe tener cuidado con el café, debido a que provoca deshidratación, entorno óptimo para las bacterias.

El alcohol es otro enemigo ya que no todo es eliminado a través del hígado; cierta cantidad del va a parar al torrente sanguíneo a través de la membrana mucosa.

“El hecho de que provoquen mal aliento no significa que se tenga que dejar, simplemente se debe consumir con moderación, y como se sabe con antelación el efecto que provocan tomarle más importancia a la higiene bucal para solucionarlo”, aseguró Tatiana Vargas, nutricionista de Consultas Nutrición.

En cuanto a los alimentos que pueden mejorar el aliento o enmascararlo, se encuentra el perejil. Un buen tip es hervir varias ramitas y dos clavos de olor enteros en dos tazas de agua. Se debe dejar reposar la mezcla y utilizarla como enjuague bucal dos veces al día.

El té de ortiga también es beneficioso, así como masticar hojas de menta.

La experta además brinda otras recomendaciones generales para quienes tienen este padecimiento:

 ·         Incremente la ingesta de alimentos altos en clorofila, que tiene una propiedad que ayuda a percibir una sensación más fresca en la boca.

 ·         Ingiera alimentos que estimulen la producción de saliva cuando la boca se seca, para evitarlo se aconseja hidratar la boca y consumir cítricos, pues estimulan la secreción de saliva.

 ·         Consuma té verde, es un remedio natural perfecto. Esta infusión contiene muchos antioxidantes que ayudarán a controlar y regular la acumulación de bacterias en la cavidad oral.

 ·         Coma con frecuencia, estar en ayuno puede potenciar la halitosis al igual que saltarse una comida o seguir dietas hipocalóricas.

 ·         Beba mucha agua, una correcta hidratación estimulará la secreción salival.

Recuerde que una dieta saludable no implica dejar de comer todo tipo de productos, sino aprender a consumirlos de forma adecuada y en las porciones recomendadas por su nutricionista.

info@revistamqe.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram