19 octubre, 2020

Recetas para comer saludablemente

Una alimentación consciente se trata de darle al alimento el valor que se merece,  la comida no sólo es un medio para satisfacer el hambre y el paladar. Tener consciencia es elegir sabiamente los alimentos, observar sus propiedades nutricionales, medicinales y curativas para la prevención de enfermedades.

Es necesario incluir alimentos con nutrientes vivos, producidos y cosechados localmente, (pues son más accesibles, económicos)  estos alimentan la salud. Hay que evitar aquellos que más bien podrían alimentar la enfermedad.

Comer conscientemente también incluye aspectos emocionales activos, ejercicios de respiración para prevenir ansiedad, estrés y no comer desde esos sentimientos. Es un equilibrio entre lo que se come y se bebe, en relación con el cuerpo, la mente y lo emocional.

¿Cómo se aprende a comer conscientemente?

Se aprende haciendo un cambio saludable. De esta manera será sostenible con el tiempo. Es necesario usar la intuición para volver al estado natural del ser humano: la salud de la mente, el cuerpo y el espíritu.

Lo recomendable es elegir alimentos en su estado natural, por ejemplo en lugar de comprar un jugo de frutas procesado, es mejor buscar frutas frescas para cubrir las necesidades, sin adicionar colorantes, sabores artificiales y aditivos innecesarios.

Aprendemos poniendo nuestra atención e intuición en cada bocado de alimento que damos, descubriendo su sabor real, su aroma, su textura, muchas veces no los descubrimos por la rapidez con la que ingerimos los alimentos. Es nuestra oportunidad de redescubrir nuevos sabores, nuevos alimentos, nuevas combinaciones…

¿Qué enfermedades se previenen con una alimentación consciente?

Una alimentación consciente no quiere decir que una persona nunca se va a enfermar, pero lo que sí se puede asegurar es que la nutrición es el mejor seguro de vida. Contribuye fuertemente a la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles como por ejemplo: diabetes, hipertensión, síndrome metabólico, enfermedad cardiovascular, entre otras.) y las enfermedades crónicas degenerativas (cáncer, alzehimer, parkinson, entre otras).

Este tipo de enfermedades van en detrimento de la salud, lo cual lastima a los órganos internos, las células y sistemas más débiles y propensos a enfermedades. Con una alimentación con consciencia se puede prevenir, tratar y mejorar, sin necesidad de dejar de comer. La idea es comer mejor, con sabiduría.

A continuación algunas ideas para crear recetas saludables, bajo la alimentación consciente:

  1. Trufas de fruta deshidratada cubiertas de cacao y coco

comer2-Fruta deshidratadas: se caracterizan por ser naturalmente dulce sin azúcares añadidos. Puede utilizarse como un postre y de esta manera se disfruta lo dulce de la naturaleza.

-Cacao en polvo: potente antioxidante que protege de los radicales libres, responsables de muchas enfermedades degenerativas y del envejecimiento prematuro.

-Coco deshidratado rallado: este tipo de grasa además de tener un rico sabor aporta los ácidos esenciales que el cuerpo requiere todos los días.

Ingredientes:

– Arándanos

– Dátiles

– Albaricoques

– Cacao, coco rallado, pistachos y almendras (opcionales)

 1 porción: 115 kcal 

 Procedimiento:

Colocar las frutas secas en un procesador o licuadora hasta que se forme una pasta firme con la mezcla de frutas. Tomar 1 cucharada de la mezcla, formar una bolita, rellenar con una almendra y pasar unas por cocoa pura en polvo, otras por coco rallado y otras por trocitos de pistachos.


  1. Batido verde:

comer3-Clorofila: se le conoce comúnmente como la sangre verde, tiene una composición molecular muy similar a la sangre a diferencia de su átomo central, en lugar de hierro contiene magnesio, contribuyendo a mejorar la digestión, a limpiar el hígado y aumenta la permeabilidad de las células permitiendo mayor ingreso e agua mejorando inclusive la hidratación.

Este tipo de bebidas, se caracterizan por aportar grandes cantidades de nutrientes y clorofila. Los batidos verdes no son para perder peso, son para ganar salud.

Ingredientes: 

– Jugo de 2 naranjas

– 2 rebanadas de piña

– Hierba buena al gusto

 1 porción: 120 kcal

Preparación:

Coloque todos los ingredientes, si lo desea puede adicionar hielo.


  1. Pastel de papa y camote:

pastelCombinar alimentos crudos con cocidos en una misma presentación da excelentes resultados. Es necesario incrementar la ingesta de alimentos crudos, ya que estos contienen muchos más nutrientes asimilables por el organismo, están llenos de enzimas.

En un pastel de papa y camote, el puré de ambos vegetales se encontrará entre una capa de vegetales marinados crudos, para poder disfrutar de todas sus propiedades nutricionales y medicinales.

 

Ingredientes:

– 4 papas grandes

– 2 camotes medianos

– 1/2 zuchinni mediano

– 1 zanahoria pequeña

– 100 g de vainicas

– 1/2 brócoli

– 1 chile duce

– 1/2 cebolla

– Salsa china

– Aceite de oliva

– Vinagre de manzana

– Sal marina

– Miel de abejas

 1 porción: 170 kcal

Procedimiento:

Hacer el puré de papa y camote: hervir agua colocar las papas y los camotes hasta que estén bien suaves, escurrirlos pero no botarles el agua de cocción. Majar las papas y colocar poco a poco el agua de cocción hasta obtener la textura de puré, salpimentar.

Picar en cuadritos todos los vegetales y marinarlos con la salsa china, aceite de oliva, vinagre de manzana, sal marina y miel de abejas. En un pyrex colocar la mezcla de purés, encima una capa de vegetales y nuevamente otra capa de los purés. Antes de servir calentar a temperatura baja.

Recuerde que una dieta saludable no implica dejar de comer todo tipo de productos, sino aprender a consumirlos de forma adecuada y en las porciones recomendadas por su nutricionista.

Maricel Cruz, doctora en nutrición.

Facebook
Twitter
Instagram