7 de diciembre de 2021

[Review] moto g30: un teléfono con una gran cámara y muy asequible

Motorola ha sido por años un referente en cuanto a equipos de telecomunicación se refiere, ya sea para uso personal o a escalas más grandes.

En medio de un panorama retador para los fabricantes de teléfonos celulares, quienes día a día se enfrentan en la gran arena como gladiadores siendo observados por los consumidores que les exigen mejores prestaciones en sus dispositivos, Motorola ha venido en franco crecimiento ofreciendo terminales cada vez más robustas y escuchando los requerimientos del usuario de hoy con particular interés.

En esta oportunidad nos vamos a referir al moto g30, un smartphone de gama media al que esta marca le continúa apostando, como en otros de sus modelos, a importantes features como la duración de la batería, rendimiento del procesador y un ambiente Android bastante natural. No obstante, la inversión tecnológica que Motorola hizo para la cámara de este device es algo que merece ser reconocido.

Ésta viene dividida en cuatro objetivos en su dorsal (el principal de 64 megapíxeles) y uno en el frente tipo punch hole de 12 MP; algo para nada despreciable si tomamos en cuenta el precio del celular que ronda los 139.900 colones (precio promocional tomado como referencia en Tienda Monge).

El unboxing

El cargador de viaje TurboPower, exclusivo de Motorola, facilita la carga de la batería para una duración de hasta dos días.

Antes de continuar refiriéndonos a otras características, no podemos dejar de lado la siempre emocionante experiencia de apertura de la caja, que en su reverso nos presenta una imagen muy elegante de la cámara principal, destacando también su tecnología de visión nocturna. No cabe duda que Motorola desea destacar por mucho la cámara de este teléfono.

También se hace referencia a las 6.5″ de su pantalla Max Vision con una frecuencia de actualización de 90HZ (bastante buena, valga decir, para disfrutar de plataformas de streaming en video y/o jugar), así como su capacidad de almacenamiento de hasta 128GB (expandible de forma externa hasta en 1TB) y 4GB de memoria RAM. Finalmente, se muestran los dos colores disponibles que son gris tornasol o lila pastel.

Al abrir la caja visualizamos de primero el teléfono, acompañado de algunos accesorios como su exclusivo cargador de viaje TurboPower (con el que la carga de su batería de 5000mAh puede rendir hasta dos días), cable USB, carcasa de silicón, llave de apertura para insertar las tarjetas microSD o SIM y las guías de inicio rápido.

No incluye los audífonos, los cuales son necesarios para aprovechar la funcionalidad del radio FM incorporada.

La experiencia

Al encenderlo por primera vez nos muestra la imagen de su logo, el tradicional “Hello Moto” y las configuraciones habituales del sistema Android, entre las que destacan la vinculación a una cuenta de Google y la posibilidad de importar archivos desde otro teléfono.

Algo a resaltar es el sello que Motorola le impregna a sus móviles a través de las conocidas “Acciones Moto”, con las que puedes ejecutar distintas acciones a través de gestos y movimientos sin necesidad incluso de tocar botones, enriqueciendo el modo en que el dispositivo se adapta al usuario para vivir al máximo la experiencia Motorola.

En cuanto a la seguridad, su sensor de huella digital está ubicado detrás del dispositivo, justo en el logo del fabricante, a diferencia de teléfonos de otras marcas que lo tienen a uno de sus lados. Asimismo, ofrece una actualización instantánea acorde a los parches de seguridad de Android 11, como decimos los ticos, para empezar “con toda la pata”.

La sensación táctil es agradable y se puede notar la agilidad en la ejecución de las aplicaciones gracias a su procesador Qualcomm Snapdragon 662 Octa Core 2.0 GHz. La resolución de imagen es bonita también, al igual que su calidad en sonido.

El teléfono muestra una pantalla de 6.5″, con una tasa de actualización de 90Hz. (Foto tomada por Revista MQE reproduciendo un videoclip de Karol G en YouTube)

Cuenta con las aplicaciones básicas de un teléfono Android en su estado más puro (la única aplicación externa ya incluida es Facebook), lo cual lo convierte en un dispositivo minimalista y sencillo en cuanto a software nativo se refiere. Ya quedará a criterio del usuario qué otras apps le va instalando durante su vida útil. Posee, eso sí, un abanico de posibilidades de personalización de pantalla y temas en general ingresando a la aplicación “Moto”, la cual como mencionamos antes ofrece diferentes opciones al estilo Motorola para sacarle el máximo provecho a la experiencia de uso.

Volviendo de nuevo a la cámara, una de las funcionalidades que más nos gustó es la de “Selfie Grupal”, un modo de foto panorámica con la cámara frontal que viene a ser realmente útil para inmortalizar bonitos recuerdos con un grupo de amigos o familiares. También se puede echar mano a las funcionalidades de “retrato”, “filtro interactivo”, “panorámica”, “ultra resolución” y “modo profesional”; lo anterior en cuanto a imágenes fijas. Si queremos tomar video, lo podremos hacer en cámara lenta, normal o rápida, a modo normal o gran angular.

El veredicto

El moto g30 es un muy buen teléfono, a nuestro juicio ideal para quienes gustan de producir contenido audio visual y contar un equipo cuya batería les va a rendir bastante. De fábrica no viene sobrecargado en cuanto a las aplicaciones que ofrece, sino que cada quien lo puede personalizar a su gusto; y este tema cobra particular relevancia si pensamos en que hay marcas que saturan sus smartphones de tantas apps nativas, muchas de ellas superfluas. En este sentido Motorola es más sensato y le presenta al usuario a la primera impresión lo que realmente necesita.

A nivel estético se ve bastante bien y su tamaño es el adecuado. Su resolución de pantalla es aceptable y muy agradable desde el punto de vista táctil. Cuenta con un interruptor para encender, apagar o reiniciar la unidad, otro para subir o bajar el volumen y otro botón para acudir al asistente de Google.

Su estuche de silicón protege la parte trasera del teléfono. No obstante, como con cualquier terminal, es recomendable colocar un protector de pantalla para cuidar la integridad de la misma.

Por su tecnología aplicada a la cámara, su rendimiento, autonomía, versatilidad y precio, nuestra calificación para el moto g30 es: 10.

Para conocer más detalles del moto g30 puedes ingresar aquí.

emilio.chavarria@revistamqe.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Twitter
Instagram