23 octubre, 2020

Consumo responsable de cerveza previene enfermedades como Parkinson y Alzheimer

Un estudio reciente de investigadores de la Universidad de Lanzhou de China asegura que la cerveza tiene grandes beneficios que mejoran la salud, a la vez que previene enfermedades como el Parkinson y Alzheimer.

El Xanthohumol es uno de los compuestos del lúpulo y es una especie de planta, utilizada como saborizante y agente estabilizador de la cerveza. Se una como equilibrante del dulzor que contiene la malta y es la responsable del amargo y aroma de la misma.

A su vez es la responsable de la estimulación del apetito que produce la cerveza. Este componente actúa como nutriente antioxidante, lo cual protege a las células del cerebro, previniendo o haciendo más lento el desarrollo de trastornos mentales como el Parkinson y el Alzheimer.

Expertos en nutrición recomiendan tomar no más de dos cervezas diarias para prevenir enfermedades degenerativas como el Alzheimer. (Foto con fines ilustrativos)
Expertos en nutrición recomiendan tomar no más de dos cervezas diarias para prevenir enfermedades degenerativas como el Alzheimer. (Foto con fines ilustrativos)

Además, por su fortaleza y proceso anti oxidativo, protege la salud del corazón y previene enfermedades como el cáncer. El Xanthohumol es uno de los compuestos fenólicos presentes en el lúpulo y en la cerveza, que más atención ha acaparado en los últimos años, por sus propiedades y beneficios para la salud humana.

La fortificación de este componente en las cervezas es de gran interés para la población adulta. El alcohol, además, tiene efectos antiinflamatorios. La inflamación a nivel cerebral juega un papel importante en la enfermedad del Alzheimer y enfermedades como la cardiovascular, artritis y otros, por lo que el alcohol en niveles moderados ayuda a mejorar este efecto en el sistema inmunológico.

Otra razón porque la cerveza es recomendada se debe a que contiene una alta cantidad de purina, que puede trabajar sinérgicamente con el etanol para aumentar el ácido úrico. El ácido úrico es un eliminador de radicales libres potente, y la acumulación de evidencia epidemiológica ha vinculado más alto urato sérico con un menor riesgo de enfermedades como el Parkinson y una más lenta progresión clínica en los pacientes.

Por lo tanto la cerveza es una bebida alcohólica que si es consumida de forma moderada, entre adultos sanos, puede conllevar a beneficios a la salud. Por años, mucho se le ha atribuido al vino tinto, sin embargo, hoy día también se sabe que tomar alguna bebida alcohólica con moderación, como la cerveza, ha demostrado incrementar el colesterol HDL (colesterol “bueno”), disminuir el colesterol LDL (“malo”) y recudir el riesgo de coagulación.

Además, gracias a su contenido de agua y su efecto diurético, la cerveza también ha demostrado reducir en pacientes las piedras en los riñones (especialmente en hombres).

“Aunque sea de nuestro interés explorar las raíces de esta antigua bebida, expandir conocimientos culinarios y sabores, o solo disfrutar de una cerveza fría, la recomendación nutricional de su consumo es 1 cerveza de 12 onzas al día para mujeres, y 2 cervezas para hombres, comentó la nutricionista Karla Barrenechea.

Sus principales componentes son los carbohidratos, no contiene grasa y solo 4% de las calorías proviene de la proteína. Actualmente se ha demostrado además que la cerveza contiene aproximadamente 2 gramos de fibra soluble, y la cerveza oscura hasta 3.5 gramos, y que es un aportador de selenio, poderoso antioxidante.

Andrei Siles / salud@masqentretenimiento.com

Facebook
Twitter
Instagram