22 de junio de 2021

Encadenamientos apoyados por huéspedes de Airbnb generaron 4,396 empleos en Costa Rica

A medida que los viajes regresan y Costa Rica continúa esforzándose para hacer crecer su economía, una nueva investigación de Oxford Economics encontró cómo la comunidad de Airbnb puede ser parte vital de la recuperación económica en el país.

Según el análisis, en 2019, los gastos de la comunidad de Airbnb apoyaron a 4,396 puestos de trabajo en Costa Rica, que incluyen a los sectores de restaurantes, tiendas y negocios, transporte y entretenimiento.

El estudio encontró además que el número de huéspedes en Airbnb que visitan Costa Rica es directamente proporcional a la contribución generada a dichos empleos.

Por cada 1,000 huéspedes que se alojan en un espacio compartido en Airbnb en Costa Rica, se generan 6 puestos de trabajo indirectos a través de encadenamientos productivos, lo que subraya la importancia de la actividad de Airbnb y el impacto económico de la comunidad que viaja a través de la plataforma.

Además, por cada 100 espacios anunciados en Airbnb, se generaron 11 empleos indirectos en Costa Rica.

“Es claro que la actividad turística que impulsa Airbnb beneficia enormemente a las ciudades, los estados y los países al respaldar una cantidad significativa de puestos de trabajo”, dijo David Goodger, Director de Economía del Turismo en Europa de Oxford Economics.

“Este tipo de impacto económico se ha vuelto aún más importante a medida que las ciudades buscan recuperarse de la pandemia de COVID-19. Los nuevos gastos de los huéspedes de Airbnb apoyarán y generarán empleos para ayudar a la recuperación del sector turístico”.

Los efectos de la pandemia en la economía del turismo de Costa Rica no pueden subestimarse.

Según un informe de la Organización Internacional del Trabajo y con información de las  proyecciones recientes del Banco Mundial, se estima una contracción del -3.3% del PIB en Costa Rica en el año 2020 debido a la pandemia. Mientras, a nivel mundial, el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC) estima que el año pasado se perdieron casi 4.5 miles de millones de dólares en el PIB turístico debido a la pandemia, que afectó a más de 61 millones de empleos.

“Esta investigación subraya el gran impacto positivo que los huéspedes en Airbnb han tenido dentro de la economía en Costa Rica y en diferentes comunidades fuera de los circuitos turísticos tradicionales, además del potencial que significa alojarse en espacios compartidos en Airbnb cuando se trata de respaldar la recuperación económica posterior a la pandemia.” comentó Carlos Muñoz, Gerente de Campaña, Políticas Públicas y Comunicaciones en El Caribe y Centroamérica.

Según una encuesta reciente hecha a nivel mundial a huéspedes que buscan espacios compartidos en Airbnb, más del 20% eligió permanecer en un espacio compartido en Airbnb porque quería un lugar privado sin áreas compartidas y casi la mitad de los viajeros en Airbnb dicen que probablemente no habrían visitado la comunidad en la que se quedaron si no hubiera habido un alojamiento en Airbnb.

En las 30 ciudades analizadas en el estudio, se encontró que en 2019 el gasto de los viajeros en Airbnb generó más de 300 mil empleos indirectos, incluyendo más de 100 mil trabajos en la industria restaurantera, cerca de 95 mil en comercios, cerca de 50 mil en la industria del transporte y más de 40 mil en la industria del entretenimiento.

Los viajes mediante Airbnb también apoyan a los anfitriones locales y mantienen una mayor parte de lo obtenido por dichos viajes en las comunidades.

A nivel mundial, los anfitriones en Airbnb mantienen hasta el 97% de los ingresos que obtienen en la plataforma, y con la pandemia que crea incertidumbre financiera para muchas familias, el compartir espacios en Airbnb se ha convertido en un sustento económico para muchos.

Afortunadamente, el hospedaje ha ofrecido un importante salvavidas económico para muchos en Costa Rica durante la pandemia.

  • 20.2% dijo que para ganar un ingreso extra
  • 23.6% aseguró que para completar para los gastos del mes
  • 2.2% dijo que decidió compartir su espacio en Airbnb para mantener otro negocio
  • 3.4% afirmó que para ganar dinero con el fin de iniciar un negocio
  • Además, a nivel mundial, los nuevos Anfitriones con solo un espacio compartido en Airbnb han ganado más de 1.2 mil millones de dólares en el último año.

“Cuando los huéspedes llegan al espacio donde se van a alojar, frecuentemente reciben recomendaciones de su anfitrión para que visiten negocios locales. Este tipo de viajes ayuda a los huéspedes que experimenten la vida como los locales y tiene importantes impactos económicos positivos, ya que los huéspedes gastan tiempo y dinero en restaurantes y negocios dentro de la zona”, agregó Carlos Muñoz, Gerente de Campaña, Políticas Públicas y Comunicaciones en El Caribe y Centroamérica.

emilio.chavarria@revistamqe.com

Facebook
Twitter
Instagram