16 de abril de 2021

Stateside imprime el sello ‘Made In Costa Rica’ en proyectos web e informáticos de gran alcance para empresas de renombre a nivel global

Álvaro Chacón es un joven desarrollador y productor que pasó de ser productor de publicidad digital para TBWA y Apple a fundar en 2013 su propia agencia digital de producción digital creativa: Stateside, la cual primero inició operaciones en Los Ángeles, California, y meses más tarde abrió su oficina local en San José de Costa Rica.

Este profesional costarricense siempre tuvo en mente un único objetivo: demostrarle al mundo que el talento nacional en el área de Tecnologías de Información (TI) no tiene nada que envidiarles a las lumbreras que brillan en distintas partes del orbe en esta disciplina del conocimiento.

De hecho, en la actualidad muchos de sus 45 colaboradores que laboran en la oficina de Stateside en Costa Rica han tenido como parte de su rutina establecer reuniones virtuales y presenciales con expertos de Sillicon Valley (uno de los principales centros de investigación y desarrollo informático del planeta) para retroalimentarse unos de otros, e incluso, liderar equipos de trabajo en los departamentos de TI de firmas de alto renombre como Sephora, LegalShield, Sotheby’s, Red Bull, Dave & Busters, entre otros.

“Estas prestigiosas empresas confían ciegamente en el talento costarricense de Stateside porque vamos más allá de brindarles servicios de desarrollo y producción digital, ya que al iniciar una relación comercial con nuestros clientes nos convertimos en miembros activos de su equipo, haciéndoles entender que nuestra prioridad es crear una relación a largo plazo con ellos; que nos consideren sus socios y aliados más que sus proveedores”, comentó Chacón.

stateside3Y es que las relaciones a largo plazo implican confianza y ésta se gana con hechos. Sino que lo diga Randy Saborío, Mobile Lead Manager de Stateside y a quien se le ha confiado junto a los miembros de su team algunos de los proyectos más importantes y hasta lineamientos secretos que esta compañía norteamericana no le revelaría a cualquier otro proveedor.

“En Stateside mantenemos una premisa: el compromiso real con las empresas que buscan de nuestros servicios. Es por lo que, tras probarles que podemos ofrecerles soluciones de la más alta calidad, con las tecnologías más actualizadas y con ello diferenciarles de sus competidores de una forma tangible trabajando en conjunto con sus equipos de TI, esto nos permite ganarnos su confianza a tal punto, por ejemplo, en el caso de Sephora y Legal Shield, de convertirnos en líderes de sus departamentos de tecnologías de la información. El respeto entre ambas partes es recíproco, y eso nos satisface profundamente”, comentó Saborío.

Mauricio Gamboa, quien desde hace tres años es parte del equipo de Stateside, también es una pieza esencial del engranaje que ha seducido a Sephora gracias al excelente trabajo realizado por sus compañeros y su talento propio. “Tanto para las plataformas web como mobile, desarrollamos una serie de proyectos importantes para esta empresa, todo desde nuestra sede en Costa Rica. Desde aquí hemos participado en lluvias de ideas con los desarrolladores de Sephora en Estados Unidos para crear soluciones que satisfagan tanto sus necesidades de TI como las particulares de sus públicos meta. En este sentido, trabajamos fuertemente para actualizar los conocimientos que tenemos en los programas y ambientes que utilizamos para siempre brindar soluciones modernas”, apuntó Gamboa.

La cultura

stateside5“Somos una compañía costarricense con talento nacional que marca la diferencia, y luego de cinco años de fuerte trabajo hemos logrado competir con los pesos pesados de las agencias de desarrollo en TI del mundo”.

Stateside es una empresa para la cual la cultura organizacional es de suma importancia para el desarrollo no solo de la compañía, sino también de su principal activo: sus colaboradores.

“Motivamos a nuestros colaboradores bajo tres pilares: autonomía, inspiración y educación. En ese sentido, nos preocupamos porque se capaciten constantemente, que desarrollen sus habilidades en un ambiente libre y sin ataduras, y que puedan sentirse como lo que son: personas, con defectos y virtudes, libres de expresarse y que puedan celebrar todos las diferencias que nos hacen únicos; en síntesis, que constantemente nos convirtamos en una mejor versión de nosotros mismos”, explica Chacón.

En este sentido, son habituales las capacitaciones para mejorar sus niveles del idioma inglés, trabajo en equipo y cursos que tienen un impacto más allá de la vida laboral: talleres sobre resolución de conflictos y manejo de emociones, finanzas personales, etc.

A nivel técnico, “somos un equipo con hambre de innovar, crecer y aprender todos los días”, resalta Erik Zitzermann, un venezolano – francés, amante del surf, que se vino desde el país galo para aceptar la invitación que le hiciera el propietario de Stateside de convertirse en Design Lead de la compañía, con el fin de aportar su conocimiento tras una exitosa carrera en Europa.

“En Stateside, la diferencia no está en el qué, sino en el cómo lo hacemos; el valor integral del servicio más allá del precio que podamos establecer por éste; y lo más importante, que el sello “Made In Costa Rica” signifique para nuestros clientes que lo que hacemos en nuestro país lleve el standard más alto posible.

info@revistamqe.com

Facebook
Twitter
Instagram