28 de junio de 2022

La atención odontológica temprana en niños puede evitar la aparición de caries dental en un futuro y prevenir enfermedades orales

Muchas madres y padres se preguntan: ¿a qué edad hay que llevar a los niños al odontólogo por primera vez?

Esta consulta usualmente se la realizan al pediatra, sin embargo el profesional en salud más capacitado para responder y abarcar todos los detalles es el odontopediatra, el especialista que idóneo para iniciar el control odontológico de los niños y niñas desde que nacen.

La revisión y control de la salud oral de los recién nacidos aunque no tengan dientes es fundamental, ya que pueden presentar con mucha frecuencia condiciones orales en su boca como quistes, llagas y algunas molestias propias de la edad.

El Dr. Luis Diego Pérez, odontopediatra y docente de la Facultad de Odontología en ULACIT, explica que las estadísticas demuestran que cuando los niños inician dicho control a una edad temprana, su nivel de riesgo de sufrir de caries dental es más bajo, y pueden llegar a la edad adulta sin padecer de caries dental.

Dichas ventajas están directamente relacionadas con una atención odontológica temprana, donde pueden gozar de una educación para la salud adecuada y necesaria, así como tratamientos preventivos para sus dientes y evitar la aparición de caries dental en un futuro.

“Para nadie es un secreto que cepillar dientes en los niños no es una tarea fácil. Los niños deben ser cepillados por sus padres hasta aproximadamente los 8 años de edad y la mayoría de personas desconocen esta información. Visitando al odontopediatra, los padres de familia pueden aprender nuevas técnicas de cepillado que se acomoden más a su entorno familiar y emplear nuevas estrategias de limpieza en los niños diferentes al cepillado, que pueden colaborar con su disciplina en sus hábitos de higiene diaria”, mencionó Dr. Luis Diego Pérez, odontopediatra de Clínica ULACIT.

Así mismo, muchos padres se preguntan por qué razón su niño o niña padece tanto de caries dental si no comen confites, galletas, o alguna clase de dulce, por lo que el especialista comenta que el tema de dieta cariogénica ha sido un tabú a lo largo de los años, ya que los padres de familia hasta el día de hoy todavía creen los niños sufren de caries solo si ingieren dulces; la misma, no solo puede ser ocasionada por dulces, sino por muchas otras comidas muy frecuentes en la dieta de los niños y niñas que los padres desconocen.

Ante esta situación, es relevante tener en cuenta que una buena salud oral solo se logra con una educación adecuada.

andrei.siles@revistamqe.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
Instagram