28 de junio de 2022

Mitos y verdades sobre el financiamiento para Pymes con recursos del SBD

Portrait of pregnant businesswoman working on computer in office

El financiamiento es una herramienta importante para la evolución de los negocios de las empresas, principalmente de las Pymes.

Un mayor acceso a productos de crédito se puede traducir, entre otras cosas, en aumentos de productividad, mayor inversión en innovación y en una mayor probabilidad de competir y sobrevivir en mercados locales e internacionales.

Conforme la actividad económica recobra su estabilidad y las finanzas gradualmente se recuperan de los impactos de la pandemia, las entidades bancarias incrementan sus esfuerzos por ofrecer más recursos para créditos, con mejores condiciones, a las pequeñas y medianas empresas con el objetivo de apoyar el desarrollo de sus negocios.

Scotiabank, por ejemplo, desde el 2021 inició la colocación de recursos del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), con el fin de complementar su oferta de productos para Pymes.

Tras un año como operador financiero del SBD, al cierre de febrero del 2022, el Banco había colocado ¢4,705 millones (USD$7 millones) para créditos de Pymes con estos recursos.

No obstante, a pesar de la disponibilidad de recursos para el financiamiento de Pymes, aún existen muchos mitos alrededor del tema crediticio.

Estos frenan, en muchas ocasiones, el impulso de las Pymes para buscar apoyo económico y esto podría afectar el avance y crecimiento de este importante segmento de la economía nacional.

“El financiamiento juega un rol protagónico en el desarrollo de las empresas y su uso adecuado puede ayudarlas a cumplir sus metas y objetivos. Sin embargo, existen algunas concepciones erróneas acerca de los requisitos y condiciones para obtener un crédito, especialmente con recursos del SBD. Muchas veces el temor de preguntar si estos recursos aplican para mi empresa, puede entorpecer los planes de desarrollo de esta; por eso es importante que el empresario conozca el proceso y lo simple y seguro que puede resultar”, expresó Francisco González, gerente senior de Productos y Segmentos Pymes de Scotiabank.

El especialista de Scotiabank aclara algunos de los mitos sobre los préstamos con recursos del SBD que otorga dicha entidad:

  • Los créditos solo aplican para personerías jurídicas. Esto es falso. Los recursos para créditos están disponibles para financiar empresas que califiquen como una Pyme según la Ley de Banca para el Desarrollo, inscritas bajo una personería jurídica o física.
  • No pueden aplicar empresas constituidas y en operación: uno de los requisitos obligatorios es que las micro, pequeñas y medianas empresas cuenten con, al menos, dos años de operación en el mercado.
  • Es un proceso largo y tedioso. La duración del proceso, desde la solicitud del crédito hasta el desembolso, puede variar según el tipo de préstamo requerido y el tiempo que tarde la empresa en presentar los documentos solicitados por el Banco. Una vez que la entidad cuenta con toda la información y requisitos, el proceso puede demorar cerca de dos semanas. Sin embargo, todo depende del plan de inversión de la empresa.
  • La Pyme debe estar inscrita ante el Ministerio de Economía y Comercio (MEIC). Si la empresa está inscrita ante el MEIC, solamente debe presentar, como parte de la documentación, la certificación que le acredita como Pyme.

Caso contrario, los ejecutivos de Scotiabank, utilizarán una herramienta para completar la fórmula que exige la Ley de Banca para el Desarrollo. En este caso, la entidad requerirá información de la empresa como la cantidad de empleados, las ventas anuales del último cierre fiscal y los activos de la Pyme. Al ingresar estos datos, la fórmula define si el cliente es candidato para optar por fondos del SBD.

  • Solo se otorgan recursos a Pymes del Gran Área Metropolitana (GAM). Los créditos con recursos del SBD están disponibles para Pymes de todo el territorio nacional. Para iniciar el proceso, el cliente puede acercase a cualquier sucursal de Scotiabank para solicitar asesoría.

“El primer paso es acercarse al Banco para que un asesor del área de Pymes pueda guiarle en el proceso. Si el cliente cumple con nuestras políticas de crédito internas y aquellas que apliquen, según lo definido por la ley, el proceso será simple y rápido”, añadió González.

emilio.chavarria@revistamqe.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
Instagram