5 de febrero de 2023

No pierda el rumbo de la alimentación al iniciar el nuevo año

Entérate de más en RevistaMQE.com

Un costarricense promedio puede llegar a subir hasta 4 kilogramos durante las fiestas de fin de año.

Esto implica el riesgo de sobrepeso y con ello el aumento de los lípidos sanguíneos (triglicéridos, colesterol), gastritis y úlceras gástricas, acidez y agruras, reflujo, inflamación de hígado, estreñimiento, diarreas, colitis, dolores de cabeza y otras enfermedades que afectan severamente la salud y pueden convertirse en algo más grave si no se trata a tiempo.

“Las consecuencias de no regular estos desequilibrios pueden derivar en un infarto de miocardio, diabetes, hipertensión arterial, e inclusive hasta cirrosis hepática, por eso debemos cuidarnos desde principio de año y si nos portamos mal en diciembre es tiempo de retomar la buena alimentación y el ejercicio”, explica la nutricionista Maricel Cruz.

Consultas Nutrición le brinda algunos consejos que usted puede seguir para que este año sea muy exitoso en lo que se a comidas se refiere.

Alimentos en su estado natural: elija alimentos de un solo ingrediente, estos no han sido refinados, por ejemplo: papa, papaya, arroz integral, huevo, chayote. La base de una alimentación saludable comienza con la materia prima, es lo que almacenamos en nuestra alacena y refrigeradora.

Si nuestra alimentación se basa en productos envasados, paquetes, cajitas y sus listas de ingredientes son largas y difíciles de entender, deberíamos más bien volver a lo natural y consumir máximo 20% de nuestra alimentación con productos y 80% de alimentos.

No deje de comer: diariamente el organismo requiere grasas saludables como aguacate, maní, semillas de linaza, chía, almendras, proteínas magras como quesos bajos en grasa, huevos, pescado, atún en agua, cereales o carbohidratos complejos como frijoles, lentejas, garbanzos, arroz integral, gallo pinto. Recuerde que son de 5 a 6 tiempos de comida al día.

Preparaciones rápidas y fáciles: lo saludable no tiene porqué ser complicado, evite hacer recetas muy elaboradas, puede como opción de almuerzo o cena armar unas chalupas utilizando tortillas horneadas de maíz, frijoles caseros molidos, pollo desmenuzado, pico de gallo, ensalada, limón y mostaza.

Incremente su ingesta de fibra: frutas enteras, ensaladas, vegetales, frijoles, lentejas, garbanzos, gallo pinto, arroz o pan integral son recomendados, evite consumir galletas, macarrones, pan baguette, pan bollito, repostería, productos elaborados con harina de trigo refinada, comida rápida, confites y helados.

Lo de tomar también cuenta: elija bebidas hidratantes sin azúcar como agua principalmente o infusiones frías o calientes como té de manzana, manzanilla, hierba buena, piña, canela, sin azúcar agregada, agua de pipa, limonada sin azúcar con hierba buena (puede agregar gotas de Stevia).

Evite las gaseosas, tés fríos de botella, refrescos de paquete en polvo, refrescos con azúcar agregada, bebidas alcohólicas. Tome en cuenta que la miel de abejas, azúcar blanca, moreno, tapa dulce u orgánica también es azúcar.

Recomendaciones personalizadas: actualmente tenemos acceso a mucha información relacionada con nutrición, dietas, ejercicio, fitness, jugos y detox, sin embargo, todas las personas somos diferentes y tenemos requerimientos y necesidades distintas, inclusive presencia de enfermedades en algunos casos.

Recordemos que lo que ponemos en nuestros platos es una de las conexiones que tenemos de lo que empieza a suceder de afuera hacia dentro de nuestro organismo, células y sistemas siempre pongamos nuestra salud en manos de un profesional.

info@revistamqe.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram