16 de abril de 2021

En esta entrada a clases proteja a sus hijos de gérmenes y bacterias

Expertos recomiendan a los padres de familia activar un protocolo de medidas higiénicas para evitar que sus hijos se contagien de gérmenes o bacterias en esta entrada a clases.

La gripe común más las diarreas por rotavirus están en su temporada más alta y esto mantiene en alerta a las autoridades de salud por lo que es importante repasar con sus hijos el lavado correcto de manos y considerar el uso complementario de un antibacterial que los ayude a estar menos expuestos a enfermedades.

Siempre que haya síntomas o sospecha de contacto con otras personas enfermas se debe vigilar a la persona, aumentar los cuidados de higiene personal como lavado de manos, cambio de ropa, uso de antibacteriales y ante cualquier duda, siempre acudir a un profesional de la salud que pueda orientar al paciente.

Los padres de familia pasan en constante movilización para llevar y traer a sus hijos a los centros educativos así como a otras actividades, por lo que el tiempo para el lavado de manos muchas veces no se da con la frecuencia que se recomienda.

Es por eso que Laboratorios Zepol insta a los padres de familia a utilizar alternativas complementarias como el gel o spray antibacterial que son muy prácticos de llevar en sus bolsos o bultos escolares, no pesan y vienen en varias presentaciones que se adaptan a cualquier necesidad o circunstancia.

La diferencia que existe entre el gel y el spray se basa tanto en la forma cosmética como en el hecho de que el Zany Spray contiene, además del alcohol, un ingrediente más como es el Gluconato de Clorhexidina, el cual potencia la acción antibacterial y por tanto, su efectividad.

El antibacterial es altamente efectivo ya que ayuda a eliminar hasta un 99,9% de los gérmenes y bacterias que causan enfermedades. Su acción antibacterial permite minimizar el riesgo de contagio.

Para prevenir estas enfermedades en la entrada a clases, se recomienda que los niños, padres y maestros usen diariamente un antibacterial, sobre todo si se está en contacto con objetos con alta probabilidad de contaminación.

“El gel antibacterial por su composición permite que haya una acción bacteriostática, es decir, que aunque no logra la muerte de las bacterias y gérmenes que causan las enfermedades, evita que las mismas se reproduzcan y por tanto minimiza el riesgo de propagación de las enfermedades contagiosas que normalmente se encuentran en superficies con las que comúnmente entramos en contacto, situación que aumenta cuando hay más afluencia de personas”, comentó el Dr. Osval Rodríguez, regente farmacéutico de Laboratorios Zepol.

No existe un límite de uso para los antibacteriales, por lo que la recomendación de uso es diaria y se debe frotar hasta que la piel lo absorba. Por su contenido de alcohol, se recomienda en niños mayores de 2 años, cuidando siempre que no sea ingerido por los mismos.

andrei.siles@revistamqe.com

Facebook
Twitter
Instagram