28 de junio de 2022

Una mamografía oportuna puede salvar vidas

La forma más eficaz que existe hoy para la detección del cáncer de mama es una mamografía oportuna año a año, recomendada para mujeres a partir de los 40.

El diagnóstico temprano es clave para su tratamiento eficaz.

Lamentablemente es la causa número uno de muerte por cáncer en las mujeres costarricenses y ha venido en incremento año a año. Según el Ministerio de Salud, hubo 349 decesos en el 2018, 372 en el 2019 y 427 durante el 2020.

Esta última cifra representa el 16% de todos los fallecimientos femeninos por cáncer registrados en el país.

Es gracias a esa detección temprana y su tratamiento que Costa Rica sobresale por tener la supervivencia neta más alta del mundo a cinco años entre mujeres en cáncer de mama (86,7%).

Es el único país de Latinoamérica que supera el promedio de la OCDE de (84,8%) y muy arriba del promedio latinoamericano (78.4%).

“Es importante hacer conciencia en las mujeres para que no se confíen solo porque no sienten ningún síntoma; generalmente se trata de enfermedades silenciosas hasta que ya están avanzadas.  Por eso, es importante un chequeo rutinario porque la detección temprana es clave para la curación del cáncer de mama”, comentó la Dra. Stephania Ortega, de Fundación de Clínicas sin Fronteras.

emilio.chavarria@revistamqe.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
Instagram